martes, 22 de diciembre de 2009

Los sabores del agua


¿El agua es de verdad insípida? ¿A que sabe el agua que bebemos?
Algunos de los siguientes conceptos - utilizados en las catas de agua - nos pueden ayudar a expresar los sabores del agua:
- Dulce: Agua dulce y sabrosa, sin gas.
- Salada: Es un ligero sabor a minerales y carbonatos; se relaciona con las aguas más ácidas. Una definición más exacta se relacionaría con los contenidos de cloruros y sodio.
- Amarga: Ligero amargor en aguas con procedencia de arcillas férricas.
- Agradable: Agua que produce placer, no tiene defectos.
- Ácida: Cuando la lengua es sensible a una ligera acidez. Es muy característico en las aguas con gas.
- Grasa: Sabores grasos debido a un mal almacenamiento.
- Plástico: Aparece en aguas expuestas al sol, del almacenamiento excesivo, es propio de aguas con envases plásticos de polietileno o PVC.
- Desagradable: Propio de aguas sulfuradas.
- Equilibrado: Cuando no se produce ningún efecto predominante.
- Fresco: Sensación global de frescor en la boca.
- Terrosa: Aguas calcáreas. En las aguas del norte puede confundirse con el sabor a humedad.
- Metálica: Presencia de hierro y manganeso.
- Hongos: Sabor característico a humedad de bodega subterránea. Es producido por una sustancia denominada geosmina que producen ciertas especies de hongos.
- Rocosa: Cuando tiene sabor a sílice o piedra.